TUMBAS ECOLOGICAS

La muerte es un tema que la mayoría de las personas prefieren no tocar, que les parece de mal agüero, o más bien les temen al día que llegue. Es indiscutible que el acto de morir es más factible que el propio de acto de nacer, situaciones impiden que una persona pueda llegar a la vida, pero en cambia cada paso que damos nos lleva a lo más seguro tarde o temprano, la muerte.

Para quienes no temen hablar de ello, ven los preparativos de su muerte como un acto de responsabilidad para con sus familiares o sus seres queridos, que además de tener que soportar el dolor de su perdida deben ocuparse de toda la logística del funeral. ¿Por qué no ahorrarles un paso en tan amargo momento y dejar todo listo?, pero además de esto ser más responsable con el mundo y el medio ambiente adoptando las más innovadoras tumbas ecológicas.

Este es una novedad que me ha dejado con cierta impresión, al manejar la ideología, de que de la tierra venimos y a la tierra vamos por medio de esta emprendedora iniciativa. Colocar tu cuerpo sin vida en tumbas hechas de materiales orgánicos es una muestra de empresas que van alineados con la ecología y con causar el menor impacto en nuestro ambiente que ya bastante tienen con los niveles de contaminación existente, consigue mas info.

Ojala mantenerse vivos, fuese tan sencillo, como llegar al final de tus días, hay quienes se resguardan en su casa con un novedoso sistema cerrajero para dormir sin la preocupación de que serán visitados por delincuentes que le den fin a sus días, visita esta web sobre cerrajeria, pero salen a la calle y mueren por causas inesperadas. Otros hacen de sus negocios una fortaleza, propia cuando se cuenta con cerrajeros audaces, creyendo que así garantizan la estabilidad de su empresa, pero al morir son sus propios herederos los que destruyen lo que fueron sus sueños.

La iniciativa de crear tumbas ecológica, nos vende la idea no solo de ser benévolos con el medioambiente por su armadura biodegradable, sino que por cada tumba se estará sembrando un árbol, es contribuir a la creación de más oxigeno por cada persona que fallece. Los familiares podrían ir a un hermoso jardín a recordar a sus seres queridos difuntos viendo crecer un árbol sobre ellos en lugar de posarse sobre una fría lapida que presume más tristeza cada vez.

Al menos para mí, esta idea me parece muy genial por varios aspectos, es seguro que otras personas al igual que yo, aceptan esta idea, es una empresa digna de promover, en lo particular los cementerios me parecen tan deprimentes, que la idea de visitar más disfrutar de un agradable paseo por jardines es más aceptable.

Mi intención no es hacerle promoción a la empresa aunque es digna de esto, pero si fomentar una cultura más conservacionista del ambiente y que se sigan creando emprendimientos de este tipo que van al beneficio de todos, ver cómo es posible de las peores situaciones convertirlas en buenas energías y hechos relevantes.