Tres maneras de ayudar al ambiente

plant in the hand on natural background

Cuando hablamos de salvar al planeta, no le estamos pidiendo a nadie que deje sus comodidades y que se vaya al campo a sembrar tomates, ni mucho menos, de hecho, lo que pedimos es un poco de consciencia.

Ya sabemos que si no vamos a ser un elemento de ayuda activa, por lo menos podríamos tratar de no convertirnos en un problema y de eso es lo que venimos a hablar. Estos consejos o maneras de ayudar al ambiente, quizá, requieran un poco de tu participación más activa, pero nada que no se pueda hacer.

  1. Recicla. Reciclar no nos quita tiempo, es solo cuestión de clasificación de nuestros desperdicios para que alguien más los pueda procesas. Reciclar no debe ser complicado, de hecho, si vivimos con alguien más, incluso puede ser divertido. Recuerda que reciclando le das un nuevo uso a la basura y eso es algo bueno.
  2. Ahorra. Si bien, no te estoy diciendo que dejes tu comodidad, sí que te puedes ajustar en función de gastar menos recursos. Por ejemplo, si te estas lavando el cabello, puedes cerrar la llave mientras te aplicas el champú, también puedes esperar tener la cantidad de ropa ideal para que cuando cargues la lavadora el uso del agua se optimice.
  3. Educa. Nuevamente, no te pido que seas un activista en pro del ambiente, peor sí que eduques a todo el que esté cerca de ti. Si tienes niños, hazle saber que reciclar es bueno y explícale técnicas para que no malgasten recursos, la verdad es que es bastante sencillo, no te cuesta dinero ni mucho esfuerzo.

Si solo tomáramos un poco de consciencia a la hora de evaluar nuestra actuación como seres humanos, nos daríamos cuenta que dejamos de hacer mucho por flojera; aun así podemos tomar la decisión de cambiar.