Riesgos al cambiar de temperaturas

Estar acostumbrados a vivir bajo un clima particular e inclusos acostumbrar nuestro organismo a los cambios de temperatura, se convierte en u riesgo de enfermedad si visitamos un país totalmente distinto al clima donde pertenecemos.

Nuestro cuerpo se encarga de crecer bajo ciertas condiciones, pero nuestra mente también a prende a desenvolverse en climas particulares, se pueden experimentar estados muy molestos en nuestra salud hasta que nuestro organismo logre acostumbrarse.

Este cambio de temperaturas extremos es una aspecto que se debe tomara en cuenta cuando se visita un ambiente totalmente opuesto ala nuestro. Nuestra euforia por conocer nuevos mundos nos hace obviara cierta información, pero esto puede hacer que no se aproveche las vacaciones previstas o pasar los días encerrados por no aclimatarse o tal vez enfermos en una cama.

Antes de que alguien se crea un todopoderoso para viajar alrededor del mundo es mejor tener consideraciones importantes que garanticen nuestra seguridad alimentaria, el acceso al agua e incluso la seguridad física. Las previsiones que se toman en nuestro entorno, podrían no ser efectivas en otros países.

La investigación previa de nuestro destino, nos hace tomar ciertas consideraciones por nuestro bienestar, como evitar en lo posible aquellas zonas de alta delincuencia. En cualquier parte del mundo, las recomendaciones de los cerrajeros de tu pueblo, de volverse lo mas invisible posible a los ladrones, puede ser una gran estrategia.

  1. Si viajas a ambientes mas fríos

Si una persona que vivir en ambientes cálidos o tropicales desea conocer el extremo del mundo donde permanece un blanco frío, debe tener en cuenta el tipo de vestimenta, la alimentación y las posibles enfermedades que causan las bajas temperaturas.

La ausencia de temperatura también causa quemaduras o lesiones en la piel, mas en aquellas personas que no acostumbran a experimentarlo.

Los ambientes fríos pueden generar el síndrome del páramo, que no es mas que la poca de oxigenación que no te permite actuar con normalidad  por la dificultad para respirar el oxigeno al que se esta acostumbrado, generalmente por movimientos excesivos que requieren de mayor demanda de oxigeno.

Previene la dotación de vestimenta que genere mucho calor como las lanas, sobreponerse prendas puede resultar una locura en otros lugares, pero nunca en ambientes de frío extremos. La forma del aseo personal, la alimentación y la hidratación sufren modificaciones en comparación a otros ambientes mas cálidos.

  1. Si viajas a las costas para descongelarte

Con regularidad es común que algunos turistas sufran insolaciones por no saber manejar la cantidad de sol, en una gran cantidad de horas no prudentes. Tomar previsiones de usar bloqueadores solares puede ser que se les olvide a los aclimatados visitantes del frío.

Mantenerse con poco ropa por las altas temperaturas, también les pueden resultar en picaduras de insectos propio de estos ambientes cálidos. Las pieles blancas son las peores víctimas del sol, no te dejes llevar por la sensación de libertad que emite estar cerca del mar. Si percibes a alguien con estas características es mejor prevenirlas.

  1. Acceso al agua, la seguridad alimentaria y personal

Antes de visitar un destino verifica la factibilidad de recibir acceso prudente al agua, conseguir  alimentos en buen estado y permanecer lo mas lejos posible de los ladrones. Planificar las actividades y la seguridad es garantizar el éxito de tu experiencia.