Cuidemos el agua

Seguro que desde muy temprana edad te han taladrado en la cabeza eso de que hay que cuidar el agua, que lo responsable con el ambiente es estar al pendiente de nuestros consumos del vital líquido y sobretodo evitar su derroche en lo absoluto. Siempre se está invitando constantemente a consumir menos agua cuando se pueda, cualquier cantidad que se pueda ahorrar será una ganancia para la naturaleza.

Lo que no muchos se preguntan es ¿por qué es importante eso de cuidar el agua? Si se supone que el agua tiene un ciclo que la regenera constantemente entonces ¿por qué hay que cuidarla? Pues porque las cosas no son tan así.

Primero que todo, el agua abunda en el planeta, por supuesto, pero a la final de toda esta agua solo un pequeño margen es potable, es decir, apta para el consumo humano y es esto lo que preocupa. El agua que usamos no siempre regresa al ciclo normal del agua, no se regenera ni se limpia de forma natural. Mucho del líquido que consumimos se pierde o otra gran parte se contamina y no queda apto para el consumo. Así que es importante ahorrar la mayor cantidad posible, entre 7mil millones de personas en el planeta, un litro diario que ahorre cada uno, nos dará agua para más generaciones que seguro la necesitarán.

También cabe destacar que aún en esta época de grandes avances tecnológicos, el agua es un elemento que no podemos crear, así que la que tenemos es la que existe y podría ser así por muchos años más.